Los secretos oscuros de Carl Jung

Los secretos oscuros de Carl Jung

31 curiosidades y secretos oscuros de Carl Jung a través de sus numerosos e innovadores conceptos en campos como la psicología. Carl Jung ha dejado una huella indeleble en el tiempo. Es considerado el padre de la psicología analítica y es muy recordado gracias a sus teorías sobre el inconsciente humano. Hablar de Jung es aludir a fenómenos complejos psicológicos como la idea de que existe un inconsciente colectivo o la sincronía arquetípica. Además, introdujo los rasgos de personalidad de extroversión e introversión y el proceso de individualización. Todos estos conceptos se han vuelto parte del lenguaje cotidiano.

En su infancia, Jung tuvo una relación con sus padres que puede catalogarse como extraña. Su abuelo fue un médico alemán reconocido en Suiza y fue una gran inspiración para él. De adulto, Jung fue calificado de cínico y mujeriego, aunque su nombre es defendido por muchos y motivo de vergüenza para otros. Las razones son muchas, pero hoy te contaremos algunas antes de meternos en detalles.

Índice
  1. 1. Su infancia fue solitaria
  2. 2. Una relación complicada con sus padres
  3. 3. Concebía que tenía dos personalidades
  4. 4. Jung disfrutaba de la introspección
  5. 5. No quiso adherirse a ninguna doctrina religiosa
  6. 6. Freud lo consideraba su sucesor
  7. 7. La "noche oscura de su alma"
  8. 8. Se interesó por lo oculto
  9. 9. Un crónico y descarado mujeriego
  10. 10. Su relación con Sabina Spielrein
  11. 11. Robó las ideas de Spielrein
  12. 12. Fue reclutado durante la Segunda Guerra Mundial
  13. 13. Fue considerado enemigo de los judíos
  14. 14. Jung renunció a la presidencia de la sociedad en 1939
  15. 15. Jung apoyó el movimiento impulsado por el régimen alemán
  16. 16. Jung practicaba el segregacionismo

1. Su infancia fue solitaria

Jung nació en Suiza el 26 de julio de 1875, y durante su infancia fue retraído y solitario, por lo que se mantenía reservado durante una buena parte de sus años pueriles. Tuvo dificultad para relacionarse con los demás. Cuando tenía seis años, observó cómo se desarrollaban las tensiones entre sus padres, y su hermana Johana Gertrude nació cuando él tenía nueve años.

2. Una relación complicada con sus padres

Cuando Carl tenía tres años de edad, su madre fue institucionalizada brevemente. Ella era excéntrica y sufría un trastorno mental. Era una mujer depresiva y pasaba mucho tiempo en su habitación, donde según ella, los espíritus la visitaban de noche. Carl dijo que su madre era normal por el día, pero en la noche se convertía en una mujer extraña y misteriosa. Incluso comentó que una noche observó que salía de su dormitorio una figura que apenas se podía precisar, pero se veía que la cabeza, además de estar separada del cuello, flotaba en el aire frente a su propio cuerpo. Los constantes episodios que observó en su madre y la ausencia de ella por hospitalización lo preocuparon, lo que hizo que relacionara a las mujeres con la falta de confiabilidad innata. Y si bien la relación con su padre era más cercana que con su madre, era alguien a quien él relacionaba con la impotencia, aunque también le haya proporcionado cierta confiabilidad.

3. Concebía que tenía dos personalidades

A una de ellas la llamó personalidad número uno, que era la de un ciudadano suizo moderno. La personalidad número dos se correspondía más con una persona del siglo XVIII, un hombre digno, autoritario e influyente del pasado.

4. Jung disfrutaba de la introspección

Desde muy joven, Jung disfrutaba de la introspección y del pensamiento profundo. Desde muy joven se interesó en tratar de comprender su vida mental interna. Incluso observó el comportamiento de sus padres y maestros para tratar de resolverlos.

5. No quiso adherirse a ninguna doctrina religiosa

Nació en el seno de una familia protestante. Su padre era un pastor por el que se sintió especialmente decepcionado debido al enfoque académico de la fe que asumió. Aunque estudió varias religiones y estaba destinado a ser ministro, se negó a adherirse a alguna doctrina religiosa. A pesar de esto, su educación religiosa jugó un papel muy importante en su trabajo. Se tituló como médico en la Universidad de Basilea, de donde egresó en 1900, y luego estudió psiquiatría en la Universidad de Zúrich.

6. Freud lo consideraba su sucesor

Jung empezó su carrera profesional en uno de los principales centros psiquiátricos de Europa, el hospital psiquiátrico Burghölzli de Zúrich, donde tuvo como mentor al Dr. Eugen Bleuler, quien introdujo los vocablos "esquizofrenia" y "psicología profunda". Bleuler acercó a Jung a los enfoques de Freud cuando le recomendó leer "La interpretación de los sueños". Carl comenzó a enviar correspondencias a Freud y ambos se conocieron personalmente en 1907, forjando una amistad. Freud llegó a verlo como su sucesor, pero la amistad terminó en 1912 cuando Jung publicó "Psicología del inconsciente", donde se distanciaba de algunos enfoques dados por el padre del psicoanálisis. Jung se introdujo en el campo de la psicología profunda gracias a su trabajo en psiquiatría, tratando a pacientes institucionalizados y ahondando en la psicosis.

7. La "noche oscura de su alma"

Así denominó Jung al periodo de aislamiento y contemplación que vivió después de que su amistad con Freud terminara y de que este animara a los científicos a no admitir sus planteamientos. Jung se vio obligado a retirarse de las actividades profesionales y entró en un periodo de contemplación que dio pie a que muchas ideas germinaran. Así resurgió con una marcada distancia de los planteamientos freudianos. Entre los grandes conceptos que se le atribuyen están los arquetipos, el inconsciente colectivo, el proceso de individuación, los tipos psicológicos, la sincronicidad, la sombra, ánima y ánimus, la importancia de los símbolos y mitos en los sueños.

8. Se interesó por lo oculto

Aunque era inusual que un experto en psicoanálisis explorara sus principios, Jung se interesó por temas como la alquimia y el mitraísmo. Los seguidores de Freud lo criticaron fuertemente, argumentando que Jung estaba explorando cosas que estaban fuera del alcance de la ciencia. Jung dijo que valía la pena indagar en esas cosas porque la gente dedicaba tiempo en pensar en ellas, lo que las hacía parte de la conciencia colectiva. En 1902, publicó su disertación doctoral sobre la psicología y la patología de los fenómenos ocultos. Mientras trabajaba bajo la dirección de Bleuler, Jung presenció y analizó las sesiones de espiritismo de una adolescente durante dos años, hasta que se dio cuenta de que la joven, viendo que sus poderes disminuían, comenzó a hacer trampa y él se marchó. Así, dos ideas se hicieron esenciales en el pensamiento de Jung: en el inconsciente existen dos personalidades imparciales denominadas complejos y se revelan por medio de los fenómenos ocultos y, segundo, es inconscientemente que se realiza la mayor parte del trabajo de desarrollo de la personalidad.

9. Un crónico y descarado mujeriego

Jung se casó el día de San Valentín de 1903. Su esposa era Emma, con quien tuvo cinco hijos. Ella fue por derecho propio una destacada analista, además de una consecuente ayudante de su esposo. De hecho, Emma y Freud llegaron a intercambiar correspondencia entre 1910 y 1911. Pero Jung tuvo aventuras con algunas de sus pacientes mientras las trataba psicológicamente. Con otras, estuvo después de que terminaron su tratamiento. El caso más emblemático es la relación que tuvo con Sabina Spielrein. Cuando Emma lo supo, puso al tanto a los padres de Spielrein. No obstante, al parecer Jung comunicó a los padres de Sabina que, por su asesoramiento, dejaría de verla debido a una recurrencia de cáncer. Emma falleció en 1955, casi seis años antes de que falleciera Jung. Este talló una piedra en honor de su esposa que decía: "Ella fue el cimiento de mi casa".

10. Su relación con Sabina Spielrein

Sabina se convirtió en paciente de Jung debido a una crisis depresiva cuya raíz estaba en su infancia. Jung logró curarla, pero ambos terminaron envueltos en un apasionado romance. Ella sintió una profunda admiración por él y quería darle un hijo. No obstante, se olvidó de su idea y terminaron su romance. En 1910, Spielrein escribió: "Dios mío, si él tuviera una idea de cuánto he sufrido por él y sigo sufriendo... Me da vergüenza haber perdido tanto tiempo... ¡Coraje, así coraje!" Algunos medios aseguran que estas palabras las dijo porque Jung la ultrajó. Ella terminó con otro hombre. En 1912 se graduó y se convirtió en una destacada profesional, siendo la primera mujer en ser miembro de una asociación de psicoanálisis. En 1942, Sabina fue asesinada junto con sus dos hijas por un comando de las SS.

11. Robó las ideas de Spielrein

Spielrein fue una increíble pensadora y sus ideas, entre comillas, se tomaron prestadas libremente por grandes hombres del psicoanálisis, entre los que está Freud. Los seguidores de estos hombres conspiraron con la intención de difamar y demonizar el carácter de Spielrein y todos los aportes de sus 30 años de historia posterior de trabajo intelectual y clínico. La biógrafa Angela Dicke dice que Spielrein fue quien primero propuso la existencia de arquetipos míticos en el inconsciente humano y la existencia de un deseo de muerte que, tal como ella lo entendía, se trataba de la muerte y el renacimiento. Los arquetipos son, para Jung, los símbolos e imágenes que tienen su origen en el inconsciente colectivo y que se manifiestan en los patrones culturales, los sueños y en los mitos.

12. Fue reclutado durante la Segunda Guerra Mundial

Jung fue reclutado como médico durante el primer conflicto bélico mundial. Los suizos tenían una posición neutral y fueron obligados a internar al personal de los dos frentes del conflicto que cruzaron su frontera con la intención de evitar ser capturados. No tardaron mucho en nombrarlo comandante de un campo de internamiento para oficiales y soldados británicos. En todo momento buscó formas de mejorar las condiciones de los soldados y siempre los animaba a que se inscribieran en cursos universitarios.

13. Fue considerado enemigo de los judíos

Cuando Freud consideró a Jung como su príncipe heredero, la molestia se arraigó en sus seguidores judíos, quienes veían al psiquiatra suizo como un recién llegado, un extraño que se había ganado la admiración del padre del psicoanálisis. Así que para estos seguidores judíos no fue fácil relacionarse con Jung, algo que se hizo mucho más difícil tras la ruptura de la amistad con Freud en 1933. Jung aceptó la presidencia de la Sociedad Médica General Alemana de Psicoterapia después de que el régimen alemán se hiciera del poder. Esto hizo que el círculo freudiano lo considerara un traidor. Hombres de renombre como Ernest Jones, Otto Rank, Abraham y Max Eitingon se hicieron eco de que Jung traicionaba a los judíos y simpatizaba con el régimen alemán. Jung siempre negó esto a lo largo de su vida y dijo que si aceptó ese cargo fue precisamente para brindar apoyo a muchos de sus colegas judíos, quienes habían sido excluidos de la sección nacional alemana. Él siempre estuvo interesado en la cultura judía, incluso analizó la Cábala, lo cual influyó mucho en sus enfoques.

14. Jung renunció a la presidencia de la sociedad en 1939

Jung renunció a la presidencia de la sociedad por un motivo puntual. La revista de la sociedad, "Centralblatt", publicó en diciembre de 1933 y sin su permiso una editorial donde se percibió claramente la afinidad por la ideología del régimen alemán. Además, en la publicación usaron sus teorías sobre patrones culturales arquetípicos para justificar la superioridad de la raza aria. La publicación había sido una orden directa de Matthias Göring, primo de Hermann Göring. Jung, en pro de que no se desintegrara la sociedad, decidió no hacer una nueva publicación para desmentir las afirmaciones, algo que disgustó a sus seguidores judíos. Y aunque no renunció de inmediato, lo hizo en 1939.

15. Jung apoyó el movimiento impulsado por el régimen alemán

Los detractores de Jung señalan que este apoyó el movimiento impulsado por el régimen alemán. Incluso, en un artículo publicado en The New York Times, el Dr. Henry J. Friedman planteó: "Es probable que sus ideas sobre el psicoanálisis fueran fundamentales en el deseo de los dos principales hombres del régimen alemán en su ideal de limpiar el psicoanálisis de las ideas de Freud". Por su parte, Gabriela Milatich, estudiosa del enfoque de Jung, afirma que Jung jamás apoyó al régimen de la Alemania de la Segunda Guerra Mundial, de manera que hay visiones encontradas entre los estudiosos. Jung negó varias veces esa supuesta afinidad.

16. Jung practicaba el segregacionismo

Fernando Savater, escritor y psicoterapeuta, es uno de los expertos que afirma que sí, y alude a una carta abierta que varios prominentes junguianos han publicado y en la que se reconoce que los escritos de Jung tienen evidencias de segregacionismo. La carta particularmente se refiere a un artículo que en 1988 escribió David Tacey, y en ella expresa que en los escritos de Jung se percibe el segregacionismo hacia los indios, los árabes y, sobre todo, hacia los africanos. Según Discover Magazine, en términos generales, Jung sostuvo que todas las personas poseen una mente primitiva, pero en las personas civilizadas blancas esto se superpone con un yo individual consciente. Consideró que en los primitivos una visión clara de las cosas ocultas en la psique civilizada daña el fuero interno.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Los secretos oscuros de Carl Jung puedes visitar la categoría Personalidades.

Seguro que te interesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir